Normalmente nos emocionamos cuando Apple lanza una nueva actualización; sin embargo, con iOS 9.3 llegó un bug que causó más que un inconveniente. El bug se encontraba en el WebKit, el motor de renderizado que hace posible que las páginas web se visualicen. Este bug impedía -a usuarios que tenían instalado aplicaciones como Booking.com y Wikipedia- que pudieran abrir los links que arrojaba una simple búsqueda realizada en cualquier navegador en un dispositivo iOS.

Esto ocurrió debido a la pauta 2.17 de la Guía de desarrollo de App Store, el cual menciona que todos los navegadores deben usar WebKit. Por ello, navegar la web en tu iPhone era imposible sea cual sea el navegador que utilizaras.

A excepción de uno, Opera Mini en modo Mini :). Para poder hacer posible una navegación súper rápida y ahorradora de datos, Opera Mini renderiza las páginas web en la nube usando el motor de renderizado de Opera en vez de la versión de WebKit de Apple.

Es cierto que es necesario tener pautas para asegurar una consistente y segura experiencia, tal como Apple lo ha conseguido a través de su guía de revisión para la App Store. Asimismo, muchas de estas reglas son para asegurar que no estén disponibles aplicaciones inestables, engañosas o que su único fin es enviar spam. Sin embargo, esta particular pauta -la 2.17- no tiene una razón técnica o de diseño por la que todos deberían cumplirla.

WebKit es un gran motor de renderizado pero también puede fallar algunas veces –y hacer que éste sea el único motor disponible para todos los navegadores en iOS limita la habilidad de innovar de Opera y de otros desarrolladores de navegadores web.

Esta es una gran oportunidad para Apple de eliminar esta pauta y hasta de considerar otros cambios como dejar a los usuarios decidir qué navegador web quieren como predeterminado.

Related Posts

Back to top